Acciones de Documento

HISTORIA DEL TIEMPO PRESENTE

Diapositiva006.jpg

SEMINARIO DE HISTORIA DEL TIEMPO PRESENTE

(Fotografía y Memoria)

La pretensión de constituir un Seminario de Historia del Tiempo Presente. Fotografía y Memoria en el área de Historia Contemporánea de la Universidad de Extremadura, surgió en primer lugar de la necesidad de abordar los retos que una sociedad como la actual, en continua transformación, plantea al historiador de las etapas más recientes de la historia de la Humanidad.

Pero, al mismo tiempo, está determinado por la orientación investigadora de un grupo de profesores del área de conocimiento de Historia Contemporánea, que han conformado sus curricula alrededor de la reflexión sobre el impacto de las nuevas tecnologías de la información en el entorno del historiador, en los retos teóricos y metodológicos que ello esta suponiendo para la disciplina histórica y también porque se ocupan de los acontecimientos y procesos históricos más cercanos.

Desde ambas premisas previas -el mundo en transformación y la especialización investigadora- se plantea la necesidad de encaminarse hacia actividades intelectuales generalistas y el planteamiento de problemas fundamentales, de origen, que perciban otra vez el mundo desde la reflexión global y superen las, en ocasiones, exageradas prácticas de hiperespecialización que la comunidad universitaria ha sufrido en los últimos decenios, abriendo por el contrario nuestras disciplinas al debate transdisciplinar -necesario desde el punto de vista teórico y para procurar la apertura hacia otras especialidades con más demanda social y económica-, aunque evitando la interdisciplinariedad tal y como se ha entendido, o sea la adición o yuxtaposición de disciplinas diferentes donde se potenciaba, paradójicamente, la especialización.

El Seminario de Historia del Tiempo Presente se concibe como un foro abierto a la reflexión intelectual sobre los problemas de nuestro tiempo y al debate en cuanto a cuál debe ser la función de la Historia en la futura sociedad de la información hacia la que caminamos. Su actividad, centrada esencialmente en tareas de investigación y actualización científica, sin olvidar las proyecciones docentes, se concentra en tres líneas que constituyen el reto fundamental en nuestros días:

-La influencia de la tecnología en todos los ámbitos sociales y por supuesto en la concepción y la naturaleza de las actividades científicas e intelectuales. Todas las disciplinas, y especialmente las humanísticas, se están viendo alteradas por este fenómeno que no debe entenderse únicamente como perturbador, sino también como creador y estimulador.

-La transformación de la sociedad, por esa misma influencia tecnológica, en lo que llamamos la sociedad de la información. donde los medios de comunicación de masas desempeñan un papel relevante, cambiando las formas tradicionales de comunicación.

-La necesidad de hacer frente a las dos cuestiones previas desde la Historia, mediante el planteamiento de nuevos fundamentos teóricos y metodológicos para la disciplina, que permitan su inserción y su aceptación en las nuevos medios de expresión social, especialmente en los medios de comunicación de masas.

De estas tres cuestiones surge el diseño de una nueva concepción de la Historia que denominamos Historia del Tiempo Presente y que caracterizamos muy sucintamente:

-Es una historia mundial. Ya no puede hablarse de fenómenos locales, nacionales e incluso continentales. La tierra es por primera vez algo común a todos, sobre todo porque la información de los acontecimientos llega a todos los lugares. Se han superado los dos obstáculos tradicionales: el espacial (tecnología para dominar el entorno) y el temporal (la tecnología de la información que ha llevado a la coincidencia de tiempos).

-No es un nuevo período histórico como a veces parece entenderse incluso desde la planificación de materias como Mundo actual, como una simple agregación temporal a otras etapas porque la excesiva información nos exige compartimentar su estudio. Por el contrario se trata de resolver el problema fundamental de nuestro tiempo: el exceso de información.

-Es una historia tecnológica. La tecnología ha provocado el problema del exceso de información mencionado (capacidad de generación, recolección y organización masiva) pero también puede ofrecernos la solución al mismo.

-Es una historia teórica. Este punto se plantea como la síntesis entre tecnología y un concepto central: la memoria que explicamos más adelante, pero que podemos resumir en el planteamiento general de concebir la historia como contenido de memoria.