Document Actions

La calidad de los vinos Ribera del Guadiana mejora con viñedos de secano

Image00090486
 
Image00090486
Las uvas analizadas de la variedad Tempranillo poseen una excelente calidad, debido sobre todo a la climatología extrema de Tierra de Barros
Las uvas analizadas de la variedad Tempranillo poseen una excelente calidad, debido sobre todo a la climatología extrema de Tierra de Barros

 

25/06/2010. La autora de la tesis Eva María Monago Corchado, explica que la finalidad de la investigación ha sido realizar un estudio de las distintas prácticas culturales que se llevan a cabo en los viñedos de Extremadura y de esta forma observar cómo influyen en la calidad de los vinos D.O. Ribera del Guadiana.

 

Esta tesis demuestra que el aporte de agua procedente del regadío influye negativamente en los viñedos. Según la autora, las nuevas formas de cultivo intervienen de manera importante en la acumulación de agua en las uvas, provocando que muchos compuestos que después se encuentran en el vino, estén más disueltos. Esta práctica perjudica la calidad de la uva y como consecuencia también la calidad del futuro vino.

 

En la D.O. Ribera del Guadiana existen seis zonas, pero como explica Monago, “la investigación se ha centrado solamente en la de Tierra de Barros, para ver cómo podía influir el tipo de suelo y la climatología en la calidad de los viñedos”. La tesis ha estudiado la evolución del color y los compuestos fenólicos de las uvas de la variedad Tempranillo procedentes de cuatro fincas distintas, pero todas ellas situadas en el término municipal de Almendralejo.

 

Los resultados de la investigación  han demostrado que se obtiene mayor calidad en viñedos que son de secano con respecto a viñedos que cuentan con aporte de riego. Según la autora,  la viña es una planta que aguanta muy bien la climatología extrema de la región. Las diferencias de temperaturas, por ejemplo entre el día y la noche, hacen que se acumulen más los compuestos en este fruto, favoreciendo así una mayor calidad.

 

Es el primer estudio de estas características que se realiza en Extremadura para intentar buscar la mayor calidad de este fruto atendiendo al suelo y a la climatología existente en la zona. La tesis ha sido dirigida por Julia Marín Expósito y Juan I. Maynar Mariño, del Departamento de Química Analítica de la Facultad de Ciencias perteneciente a la Universidad de Extremadura.