Acciones de Documento

La UEx contará con un Centro Hispanoluso de Radiología Ambiental

centro-logistico-de-la-red-de-alerta-radiologica.jpg
 
centro-logistico-de-la-red-de-alerta-radiologica.jpg
La idea es que tras la primera fase de construcción del edificio se instalen estaciones de control radiológico tanto en aire como en agua en la frontera luso-extremeña

 

02/06/2011. La Universidad de Extremadura, gracias al Grupo de Investigación LARUEx (Laboratorio de Radiactividad Ambiental de la Universidad de Extremadura), gestiona desde hace años el Centro Logístico de la Red de Alerta Radiológica de Extremadura, compuesto por un total de 15 estaciones que mantienen constantemente informados a la Administración Regional y al Consejo de Seguridad Nuclear.

Este equipo de científicos diseñó hace cerca de una década el software que actualmente permite tener controlado el nivel de radiactividad de las aguas y del aire en diversas zonas de Extremadura. Precisamente por este motivo, serán ellos los encargados de la puesta en marcha del nuevo Centro Hispanoluso de Radiología Ambiental, que permitirá ofrecer los datos extraídos no sólo al Ejecutivo Autonómico y el CSN, sino también al Centro de Urgencias y Emergencias 112 y a la localidad portuguesa de Castelo Branco.   

Tal y como ha explicado el coordinador del Grupo LARUEx, Antonio Baeza, este nuevo Centro estará compuesto en su totalidad por personal de la UEx y ocupará una extensión de unos 600 metros cuadrados que irán ubicados en las inmediaciones de la Facultad de Veterinaria, en el Campus de Cáceres. Para la puesta a punto de este proyecto, que permitirá unificar los recursos existentes, la Universidad de Extremadura cuenta con un plazo inicial de dos años. Posteriormente, según matiza Baeza, este nuevo espacio de control radiológico, que supondrá un desembolso económico de un millón de euros, estará trabajando a pleno rendimiento y ofreciendo datos a un lado y otro de la raya.

La idea que finalmente se persigue es instalar una serie de estaciones de medición en tiempo real tanto en aire como en agua en diversos puntos característicos de la frontera, donde en la actualidad no existen este tipo de  infraestructuras. Este nuevo proyecto supone la primera fase de una iniciativa mucho más ambiciosa presentada de forma conjunta por la UEx; la Consejería de Administración Pública y Hacienda a través de su Dirección General de Justicia e Interior; la Consejería de Industria, Energía y Medio Ambiente a través de sus Direcciones Generales de Evaluación y Calidad Ambiental y de la de Medio Natural; el SEXPE así como el Gobierno Civil de Castelo Branco a la última convocatoria del Programa de Cooperación Transfronteriza España-Portugal.

La UEx referente en análisis de radiactividad en aguas

Esta iniciativa permitirá incrementar la actividad de un grupo que desde que naciera hace más de veinte años ha logrado establecer más de un centenar de convenios con algunas de las principales empresas del país. Su labor de transferencia se ha incrementado desde 2008, cuando se convierte en uno de los únicos once laboratorios españoles que cuentan no sólo con certificación de  AENOR para la gestión de la red de alerta de Extremadura sino también con la acreditación de la ENAC (Entidad Nacional de Acreditación) para la realización de ensayos de radiactividad en aguas. Esto le ha permitido realizar diversos procedimientos e incluso crear nuevos métodos a partir de los cuales erradicar la radiactividad en medios acuosos en diversas plantas potabilizadoras.

Como explica el coordinador del Grupo existen lugares, entre ellos se encuentra Extremadura, que de forma natural pueden poseer un contenido radiactivo por encima de los criterios sanitarios de la calidad del agua de consumo humano establecidos por directiva europea. De ahí que estos científicos hayan colaborado con diversas plantas potabilizadoras de Extremadura y de Andalucía para la eliminación de Uranio.

En la actualidad han finalizado las pruebas en laboratorio con diversos absorbentes para eliminar eficientemente del agua otro material altamente radiactivo y difícil de erradicar como es el Radio.  Próximamente, se van a probar los resultados a escala industrial.